Qué necesita el pequeño comercio para empezar a vender online (con Shopify)

Qué necesita el pequeño comercio para empezar a vender online (con Shopify)

"Imagínate que un día tus clientes quieren seguir viniendo a comprar a tu tienda, pero por alguna razón no pueden hacerlo por un determinado periodo de tiempo que puede ser un día, una semana, un mes o incluso más."

De entre los muchos y valiosos argumentos que hemos estado utilizando durante los últimos años para llevar al pequeño comercio o comercio de cercanía a comenzar a vender online, nunca se nos habría pasado por la cabeza pintar un escenario de este tipo, que es lamentablemente el que tenemos ahora mismo. Lo mismo aplica a los distribuidores e importadores.

Nuestras oficinas principales están en Las Rozas de Madrid y gran parte del equipo vive relativamente cerca. Sólo entre nosotros y en esta región de la A6 / Sierra de Madrid, conocemos a varios comercios que ahora mismo tienen producto, perecedero en algunos casos, tienen una clientela fija que muy probablemente seguiría consumiendo sus productos y no están pudiendo sacarlos ya que su modelo se ha basado hasta ahora exclusivamente en la venta física. 

Algunos de estos comercios de cercanía, sobre todo los de alimentación, han comenzado a sacarle humo a su WhatsApp y por esta vía gestionan la recepción de pedidos. Muchos de ellos no con pocas dificultades en la operación y no sólo por la situación actual, sino también porque hay ciertos procesos que cuesta poner en marcha desde cero, más si cabe en las condiciones actuales como por ejemplo el reparto y entrega de los pedidos, más aún si deben viajar en frío. 

¿Por qué ha pillado esta crisis al pequeño comercio en esta situación? Pues aquí seguro que podríamos debatir largo y tendido, pero cómo ahora es tiempo de acción, sólo nombraré dos posibles causas:

  • Por un lado está el tema cultural: La utilización en términos generales del comercio electrónico por parte de comerciantes y consumidores lleva su propio ritmo en cada región y en España estamos por detrás de otras regiones como Estados Unidos, Canadá, UK o Alemania por poner algunos ejemplos, a pesar de estar creciendo a un muy buen ritmo.
  • Por otro lado y por aquello de ejercer un poco de autocrítica, es posible que los profesionales del sector (empresas tecnológicas, agencias, freelances, etc...) no hayamos hecho el esfuerzo suficiente para acercar el pequeño comercio a las nuevas maneras de hacer negocio, a través las nuevas tecnologías, más potentes, más manejables y al alcance de cualquier comercio, por pequeño que este sea.

Y de nuevo, algo muy parecido podríamos describir en el universo de los distribuidores e importadores de productos, teniendo en cuenta que aquí cuentan con la rigidez adicional del modelo de negocio con sus canales establecidos.

Tengo producto, tengo clientela y no vendo porque los clientes no pueden venir a mi tienda ¿Y ahora qué hago?


Como decía antes, es tiempo de acción, así que toca concentrarse en lo esencial para poder salir a vender online cuanto antes

1. Ordenar y documentar tu oferta inicial para vender online

  • Elige para empezar el 20% de tus productos que seguro conformarán cerca del 80% de tu facturación. Ya irás subiendo el resto de productos a tu tienda online una vez hayas abierto esta.
  • Documenta fotos, títulos, descripciones y precios de estos productos. 

2. Documentar el resto del contenido que necesitas

  • Si cuentas con un logo que se lleve bien con las pantallas, fantástico. Si no, siempre se puede empezar con algo sencillo.
  • Lo mismo ocurre con unas buenas fotografías de la tienda.
  • Además de la información de producto, tu tienda tiene que contar con un mínimo de contenido adicional como por ejemplo la página de sobre nosotros, la página de contacto o la de condiciones de compra.
  • También están los llamados textos legales como el aviso legal, la política de privacidad o la política de cookies.

3. Crear tu tienda online, tu presencia online

  • Entramos ya en materia en donde quizás necesites ayuda externa. Siempre tienes la posibilidad de estudiar por tu cuenta y ponerte poco a poco con ello, pero también puedes contar con la ayuda de profesionales que no solo tienen un mayor dominio de las herramientas, sino que también cuentan con un conocimiento del ecommerce y pueden asesorarte sobre la mejor manera de presentar tu oferta online.
  • Si ya tienes una web, esta nueva tienda online será lo que la sustituya.
  • No te comas la cabeza con el diseño de salida. Hoy en día, escogiendo la herramienta correcta, se tiene al alcance un gran número de plantillas que te dejan sin ninguna excusa para no vender y funcionan perfectamente en cualquier tamaño de pantalla. Si tu negocio tiene alguna particularidad que sí o sí tenga que verse reflejada en tu tienda online desde el principio, siempre se puede incluir.
  • Además del contenido y diseño, la configuración es la tercera columna en la creación de una tienda online. Temas como los métodos de pago, envíos, impuestos, notificaciones o funcionalidades adicionales se configuran hoy en día de una forma relativamente estándar. 

4. Definir y organizar los procesos de las operaciones

  • Piensa y organiza cómo te vas a comunicar: Email, teléfono, WhatsApp, chat, redes sociales. Abre tantos canales de comunicación como puedas atener. 
  • Preparación del pedido: Organiza los materiales y define el proceso de la preparación de los pedidos. 
  • Envío y entrega: Busca un acuerdo con uno o más partners logísticos que trabajen de forma óptima el ámbito donde se encuentran tus clientes. 

5. ¿Cuánto se tarda en tener todo esto funcionando?

  • En 7-10 días puedes estar funcionando y vendiendo online.

6. Y además...

Si te digo que lo que te pongo a continuación está incluido, es posible que te tires de los pelos por no haber dado el paso antes. 

Una vez tienes tu información organizada dentro de tu tienda online, si has elegido la herramienta correcta podrás utilizar los datos de la tienda (categorías de producto, productos) para alimentar los diferentes canales en donde también quieres vender, teniendo en todo momento toda la información sincronizada:

  • Facebook: Tú decides cuáles de tus productos pueden aparecer en la tienda que aparecerá a tu orden dentro de la página de facebook de tu negocio.
  • Instagram: Etiqueta tus productos en tus fotos de Instagram y permite que tus clientes y fans inicien el proceso de compra desde Instagram.
  • POS: Un sistema de punto de venta físico totalmente integrado con todos tus datos (clientes, productos, stock, pedidos, etc...). Para ponerlo en marcha, tan sólo te hará falta un móvil o tablet.
  • Otros canales como Amazon, eBay o apps de ecommerce.

Finalmente, el poder administrar tu tienda online desde la palma de tu mano, a través de la versión móvil del panel de administración de tu tienda tiene muchas ventajas.

 

¿Necesitas ayuda para poner en marcha la venta online de tu negocio? Ponte en contacto con nosotros.  

--

Únete al grupo en Facebook de Emprendedores Shopify.
Si te estas planteando crear tu tienda online, prueba ahora Shopify gratis. 

Felipe Gómez-Pallete

Senior Ecommerce Consultant, Shopify Expert, Agency Owner, Lecturer and Business Coach.