Gestiona tus pedidos online de forma óptima con Shopify cuando tienes más de un almacén

Gestiona tus pedidos online de forma óptima con Shopify cuando tienes más de un almacén

Tener la posibilidad de servir pedidos con envíos a través de varios almacenes, es algo que de primeras suena atractivo y puede ser práctico, siempre y cuando se tenga bien organizado. Si además tienes en todo momento controlado el stock de los diferentes almacenes y puedes definir contra que stock van dichos pedidos de una forma automática, es decir de qué almacén sale cada pedido, seguro que el día a día de tus operaciones va a resultar mucho más productivo. 

En Shopify, cuando entra un pedido desde cualquiera de los canales de venta online que utiliza tu marca (tienda online, Facebook, Instagram, Amazon...) y tienes varios almacenes desde los cuales puedes servir ese pedido, este es asignado de forma automática a uno de tus almacenes. Esta asignación automática se basará en la priorización en el orden de uso de cada almacén que se hayas definido previamente en Shopify y en el nivel de stock correspondiente.

Shopify fulfillment OHDIGITAL


Si Shopify identifica que cualquier de tus almacenes puede hacerse cargo del pedido, entonces el primer almacén en la lista será el que se encargue de procesar el pedido y será en este almacén donde se descuenten las unidades de los productos que son parte del pedido. Si ninguno de los almacenes puede hacerse cargo del pedido por problemas de stock, también será el primer almacén en la lista es el que se encarga de procesarlo. 

Si el almacén con mayor prioridad no puede hacerse cargo de un pedido por falta de stock, entonces el siguiente almacén en la lista con stock suficiente será el que se encargue de procesar el pedido. 

Por ejemplo, el almacén A es prioridad uno y el almacén B prioridad dos. El almacén A tiene una camiseta y el almacén B tiene 2 camisetas. Si entra un pedido con dos camisetas, entonces será el almacén B el encargado de procesarlo, pero si por el contrario entra un pedido de 3 camisetas, aquí será el almacén A el encargado de procesarlo, llevándole a tener un inventario de -2.

Además de la asignación automática de almacenes o stocks para cada pedido, también es importante tener la posibilidad de cambiar manualmente el almacén asignado a un pedido, si se diese el caso donde fuese necesario hacerlo.

Las ventas físicas a través de punto de venta o Shopify POS utilizan siempre el stock del almacén al cual estén conectados. Pero si un pedido en tienda física necesita ser enviado a casa del cliente porque así lo desea este, entonces el almacén a procesarlo será elegido de forma automática en base al stock necesario en el pedido.

Administración única Shopify


Por último, es posible que tengas algunos almacenes o puntos de venta que por una o varias razones no quieres que participen en la gestión de los pedidos online, por ejemplo bien porque ese almacén tenga sólo producto para vender en persona o bien porque es un almacén en donde sólo se guarda producto. En estos casos, sólo habría que excluir el almacén del ciclo de asignación de pedidos, con lo que su stock no será utilizado para pedidos online. Si en este almacén tienes un Shopify POS funcionando, los pedidos que recibas aquí para ser enviados al cliente tampoco utilizarán el stock del propio almacén. 

¿Te ha sonado complicado? Eso es porque todavía no has sufrido el dolor de cabeza que representa cuadrar la gestión de pedidos de tus diferentes canales y el stock de tu producto cuando uno tiene varios puntos desde los cuales dichos pedidos pueden ser servidos. 

 

Fuente: Shopify

--

Únete al grupo en Facebook de Emprendedores Shopify.
Si te estas planteando crear tu tienda online, prueba ahora Shopify gratis. 

 

Felipe Gómez-Pallete

Senior Ecommerce Consultant, Shopify Expert, Agency Owner, Lecturer and Business Coach.